lunes, 30 de noviembre de 2009

¿Qué significa eso de "independencia emocional"?

Vuestros comentarios y preguntas me sugieren el desarrollo de temas con los que procuraré dar respuesta a las inquietudes, y a su vez, al animaros a expresar abiertamente opiniones y la visión que aviva lo que aquí se publica, es también una guía extraordinaria que agradezco a todos.

Es una ruta invisible cuyas claves espero captar -lo más aproximadamente posible-, para que sea ameno, útil y entretenido, el camino emprendido en “Comunicación en pareja”. Vuestras inquietudes corroboran la necesidad de que sea fácil, sencillo y natural poder conocer y conocerse; que urge generar la motivación a experimentar y ser creativos en nuestras relaciones; y que nos vendría bien sacar conclusiones más a menudo sobre las diferentes variables que movemos en nuestro pequeño mundo de las relaciones personales. Y con ese, ¡ah, ahora entiendo!, que a veces nos sobreviene cuando encajamos las piezas de un puzle, sea posible generar un cambio.

Hay un tema que despierta interés y que al mismo tiempo confunde. Me refiero a la idea de conseguir “independencia emocional”. Han surgido interrogantes como ¿acaso independencia emocional significa que no te afecten los sentimientos ajenos?... Ese no es precisamente el objetivo. No se trata de que te afecten o no te afecten. Más bien se trata de que sepas lo que te pasa y lo que está sucediendo. Que tengas una visión micro y macro, a la vez. Aunque sé muy bien que eso requiere un aprendizaje y un entrenamiento. Ahora bien, se puede acceder a ello.

Ciertamente la no afectación contradice el propósito que nos moviliza cuando buscamos la proximidad emocional y el contacto social. Más bien se trata de empatizar con lo que le pasa al otro, sabiendo que si siente tristeza es algo que puedes entender porque a ti te ha pasado alguna vez, aunque los códigos internos y la forma particular de experimentarla es personal a cada ser humano.

La relación con otra persona conlleva superar el sentimiento de separación, el conflicto natural que surge de la diversidad, y la posibilidad de sentirte aislado ante el riesgo de que el otro se enfade o no te acepte como eres.

Sin embargo conviene conocer que el deseo de proximidad emocional es un resultado evolutivo de supervivencia, incorporado biológicamente por la selección natural en las hembras, ya que éstas son más proclives al contacto social para garantizar la protección de las crías. En nuestra especie la mujer lo reclama aún más y vive con mayor desazón emocional los distanciamientos y las rupturas cuando una relación lleva tiempo de convivencia. Los circuitos neuronales en el cerebro femenino tienen una orientación diferente.

“Los cerebros femenino y masculino procesan de diferentes maneras los estímulos, oír, ver, sentir y juzgar lo que otros están sintiendo”. Las mujeres y los hombres tienen el mismo número de células cerebrales, sin embargo los sistemas cerebrales de uno y del otro operan de forma diferente. Son afines en gran medida y compatibles, sin embargo, “realizan y cumplen los mismos objetivos y tareas utilizando circuitos distintos”. Las anteriores afirmaciones son de Louann Brizendine, neuróloga e investigadora de la estructura del cerebro femenino.

Referirnos a esta diferencia puede ayudarnos a entender que las relaciones, la pareja, el cuidado de los hijos, son las orientaciones evolutivas primordiales del cerebro femenino, que además se acentúan y se refuerzan culturalmente. Durante años se ha generado un debate sobre si las tendenciales emocionales de las mujeres eran sólo producto de la socialización. Sin embargo, además del sentido común, hay un proceso de influencia hormonal que empieza en el útero de la madre que conecta a chicos y chicas con impulsos diferentes.

Un curioso ejemplo es el que describe la doctora Louann Brizendine de una de sus pacientes que “regaló a su hija de tres años y medio muchos juguetes unisex, entre ellos un vistoso coche rojo de bomberos en vez de una muñeca. La madre irrumpió en la habitación de su hija una tarde y la encontró acunando al vehículo en una manta de niño, meciéndolo y diciendo: no te preocupes, camioncito, todo irá bien”.

El que los investigadores reconozcan que el cerebro de la mujer esté más orientado y preparado para la comunicación, la proximidad emocional y la disolución de conflictos, nos disuade de enfrentamientos y continuos reproches a nuestros compañeros masculinos, sin que ello sea motivo para que ellos se excusen de abrirse a la visión femenina en una época donde se enfatiza la importancia de la inteligencia emocional para el éxito personal, profesional, social y la convivencia sana.

No obstante, volviendo al punto de empatizar en vez de afectarnos o no por lo que siente el otro, recomiendo tener presente que las emociones son vinculantes, en muchos casos determinantes, más no son exclusivas para el discernimiento de lo que está sucediendo o de lo que están necesitando las personas cuando se comunican. Sobre todo porque las emociones están directamente unidas a nuestros recuerdos, que actúan como referentes para nosotros, sin embargo pueden distorsionar lo que está sucediendo, especialmente cuando están conectados a una gran carga de negatividad, producto del rencor.

El aislamiento es la consecuencia natural del rencor. Por ello, ahora es mayor el número de personas que caen en el escepticismo, en relaciones esporádicas nada vinculantes, que viven solas sintiéndose solitarias, o algo ermitañas. La actitud que prima en estas situaciones es precisamente la de no vernos afectados por el otro, o por lo que le pasa al otro. Compramos o vendemos la superficialidad emocional para no vernos confrontados con nuestros sentimientos. Si nos anticipamos a no esperar que un estado crítico nos obligue a mirar lo que nos pasa, y nos animamos a la práctica de aclararnos emocionalmente, podemos conseguir que nuestras emociones se conviertan en avisos e indicadores claves para empatizar con nosotros mismos y con el cambio personal.

Es fácil caer en cierta confusión que pueda llevarnos a pensar que se trata de casarnos con nosotros mismos, encerrados, aislados y recreados en nuestra visión de las cosas, insensibles a lo que está pasando con el otro. Hacer pareja contigo mismo trasciende una visión egocéntrica en donde tú te lo guisas y tú te lo comes a tu manera, según tu conveniencia. Ese paso de comunión, que permite poder ser tú mismo,va unido a la autorregulación emocional apoyada en valores íntegros propios, que sirven de soporte a tus experiencias con los demás; para que éstas te permitan sentir; para que los sentimientos te conmuevan y lo que sucede no pase por ti sin dejar huella.

Emocionarnos, sentir, es lo que hace que toda experiencia genere un impacto en nosotros, ahora bien, para que se dé una impronta significativa que nos movilice a una intención de nuevas posibilidades, llenando nuestra vida de creatividad, de imaginación, de colores y de aprendizajes, es necesario el soporte que te da una autoestima vinculada a valores personales. Entonces es posible la capacidad de confiar en nosotros mismos, en el otro y por supuesto en las relaciones. Buena semana.

Video complementario pinchando aquí.


13 comentarios:

Nieves dijo...

Hacer pareja contigo mismo..... ser independiente y autonomo , no quiere decir no necesitar a otro y pedir ayuda cuando hace falta, no quiere decir no darla cuando es útil. Al contrario, tenerte en cuenta, vivir, SER desde tí mismo, y desde la misma esencia, te permite VER las emociones como lo que son. No somos nuestras emociones, no somos nuestros miedos. Ellos están presentes por varios motivos, algunos nos salvan la vida frente a un peligro real, otros eran peligros en el recuerdo y seguimmos pensando que es aí, otros son peligros previstos en el futuro... A mi parecer nuestras emociones son síntomas, balizas que nos indican que hay dentro de nosotros, nos ayudan a seguir el camino si sabemos escucharlas, ser conscientes de ellas. Sin adoptar un papel de juez, sino de sabio, para poder dar el siguiente paso un poco mejor. Si lo vemos así, no es más fácil manejarnos cuando una emoción parece que nos desborda y nos impide ver y actuar ?

Un abrazo a todos, compartir estas ideas es un regalo en las dos direcciones

Anónimo dijo...

Hola Graciela y compañía, me han chirriado los ojos cuando estaba leyendo el párrafo que habla del aislamiento como consecuencia de no querer vernos afectados por el otro. En mi caso, cuando escucho a otro que se encuentra mal, y me afecta, quiero que se le pase enseguida para no contagiarme (no pienso en el otro). Y cuando no me afecta, creo que no tengo sentimientos (me siento culpable). Me comporto igual conmigo misma. ¿En qué quedamos? Mi conclusión es que en ningún caso acompaño al otro, ni a mí misma. Entonces, ¿de qué sirve cada vez que estamos con otra persona? De nada. Mi jefa ayer me cogió del brazo y me dijo: "Idoia, sólo te quiero decir que para cualquier cosa que necesites, ya sabes dónde estoy. Y doy buena fe de ello." Os prometo que esta semana voy a acompañar a la persona con quien esté, voy a intentar darle lo que necesita, quizá no necesite nada más que... una sonrisa, una palabra, un roce de mano, unas risas, una opinión, ¿qué más da? Conmigo intentaré hacer lo mismo. Si no, esto del compartir no tiene ningún sentido. Cuando ves al otro y le acompañas, ya eres independiente emocionalmente, ¿es así? Un abrazo y gracias, Idoia

idoia dijo...

He experimentado la tranquilidad cuando me he dispuesto a acompañar al otro olvidándome de mí. Un gran paso adelante.

Anónimo dijo...

"Super-Duper site! I am loving it!!! Will appear back again again - using you feeds also, With thanks."

Anónimo dijo...

Most people that earn money being an affiliate sign up with several Affiliate Programs. In fact, big event to understand several before you find those who will make you as much as possible. One of the popular important aspects to consider when you choose to promote products as an affiliate is to choose worthwhile products. If you wouldn't buy it or have any use for it chances are your customers won't either. Remember, even though you're selling online and not in person, regardless of whether you truly believe in the products you are promoting will show through in your marketing efforts. Choose products that you truly believe in if you are planning to persuade others to buy them.

Regards,
[url=George (The IT Guy)[/url]

Anónimo dijo...

So qrazu..
Mmm.

fAtrr

Anónimo dijo...

Hola, muy buen foro !!!!!! [url=http://google.com]:)[/url]

Anónimo dijo...

Hahah , Mi laptop se estrelló cuando estaba navegando por este sitio última vez que estuve aquí. Y durante los últimos dos meses he estado buscando este weblog, tan agradecido que lo encuentra , una vez más ! : D

Anónimo dijo...

Yo también había estado mirando a través de individuales al igual que él por otra página web.

Anónimo dijo...

I suggest you to put facebook likes button.

Anónimo dijo...

win you seen this terrific medical task i surely liked it and found meet healthiness workbook

Anónimo dijo...

Hello, i read your site, this a best site from me, thanks!

Anónimo dijo...

Hello. And Bye. Thank you very much.